facebooktwitter google-plusinstagrampinterest

NEWS

Categorías —
Compartir —

La realizadora Maria Lluna Antúnez, vinculada a la comunidad BUMAYÉ, ha recibido este fin de semana el Segundo Premio en la categoría Autor dentro de la Primera Mostra Audiovisual sobre Discapacitat Barcelona DisDoc 2013. Su documental ‘Amb qui parlo?’ (‘¿Con quién hablo?’) impactó al público que asistió a esta muestra celebrada en los Cinemes Girona de Barcelona. En este trabajo, Lluna hace un retrato de su padre, que sufre esquizofrenia, y de cómo la enfermedad ha condicionado la vida familiar. La naturalidad con la que los miembros de la familia narran sus emociones provocó sonrisas en los espectadores, algo poco habitual en documentales de estas características. En el festival se presentaron unas 50 obras. ¡Felicidades, Lluna!

Se cumplen 5 años de la producción de este documental. ¿Qué lo lleva a la gran pantalla después de tanto tiempo?

Por casualidad una amiga me comentó que se estaba organizando la Primera Muestra Audiovisual sobre Discapacidad de Barcelona y pensé que era una buena manera para hacer llegar a gente con problemáticas parecidas a las de mi padre, el documental. Así que lo mandé y me seleccionaron… et voilà!.

Ya con la distancia que nos da el paso de los años ¿crees que tirar adelante un proyecto tan íntimo, fue una buena terapia o más bien una locura que no volverías a repetir?

No me arrepiento en absoluto, fue una terapia intensa y dolorosa, pero sanadora y necesaria. Creo muchísimo en ese tipo de proyectos, de hecho recomendaría a todo el mundo que lo hiciera. Si el dolor y la tristeza se quedan encerrados, se estancan y se pudren, es importante encontrar la manera de canalizarlos, sea la que sea… ¿Qué mejor manera que convertirlos en algo bonito y compartirlo?

¿Qué aportó este documental a tu entorno familiar en su momento?

Es complicado hablar en nombre de 5 personas, pero creo que nos aportó la tranquilidad de saber que nos queremos y nos aceptamos. Parece fácil, pero no lo es.

¿Cómo ha evolucionado la convivencia con la enfermedad dentro del propio núcleo familiar?

Cuando alguien tiene una parálisis en las piernas, por ejemplo, a nadie le parece extraño que se le tenga que ayudar a subir las escalera, pero cuando alguien tiene una enfermedad mental, es complicado entender las limitaciones que eso supone. Con el documental aprendimos un poco más donde estan las limitaciones de mi padre, pero es algo en lo que seguimos trabajando y es duro, sobretodo porque cada vez son más.

Cada vez disponemos de más medios para acceder a información de todo tipo. ¿La esquizofrenia es algo ya mejor comprendido por el conjunto de la sociedad?

A lo que antes se le llamaba loco, ahora se le llama esquizofrénico. Le hemos cambiado el nombre. Quizá sí que hay un poco más de sensibilidad sobre el tema, pero no estoy muy convencida de ello.

Tanto ‘Amb qui parlo’ como tu trabajo posterior, la serie ‘Raval, 14′, están narrados en primera persona. Hay quien dice que para hacer un documental es necesario tener una mirada distante…

Para hacer un documental, una novela o una canción, lo que hay que tener es algo para contar que emocione, el resto es pura estética.

¿Cómo ha evolucionado tu perfil profesional en estos años?

Después de dar algunas vueltas, ahora trabajo en el departamento web de La Xarxa de Comunicació Local, donde estoy aprendiendo cómo funciona esto de Internet que nos está cambiando tanto el medio audiovisual. Pero cuando encuentre algo para contar que me emocione de verdad, también encontraré la manera de contarlo. No tengo ninguna duda.

Comentar



Parc Audiovisual de Catalunya Ctra. BV-1274 Km.1, 08225 Terrassa (BCN)
BUMAYÉ Community S.L.