facebooktwitter google-plusinstagrampinterest

NEWS

Categorías —
Compartir —

La directora y guionista Eli Dalmau se une a BUMAYÉ y estamos encantados. Es creativa, trabaja mucho, contesta los mails rápido y no pierde jamás la sonrisa. Producir con ella es un placer. En 2013 dirigió “Comediants, con el sol en la maleta“, su primer largometraje documental. Ahora trabajamos con ella en su primera película de ficción, “Un día en Lisboa”… y en más proyectos que nos explica en esta entrevista. 

En tu web te defines de manera clara y contundente. Vamos por partes:

Directora y guionista por vocación”. ¿Cuándo fuiste consciente de que el cine era tu reto profesional e incluso personal?

Fue de casualidad. A veces pienso que la profesión te escoge.  Yo estudiaba Psicología en la Universitat de Barcelona pensando en hacer luego un master en periodismo o algo que me permitiera seguir escribiendo, hasta que un día me fui a apuntar a un curso de novela en el Ateneu Barcelonès. La sorpresa fue que no quedaban plazas y que solo había una libre en “Guión de cine”, curso que daba el director, guionista y productor Jordi Cadena (a mis 19 años no sabía que las películas se escribían). Y ahí cambió todo: meses después estaba en la cola de la secretaría de Psicología a punto de pagar mi matrícula cuando me di cuenta de que no me apetecía hacer eso, no era la vida que quería. Así que decidí salir de esa cola y con todo lo que eso significaba, subí al metro y me fui a matricular a un nuevo curso de cine.

“Productora por necesidad”. ¿Te sientes sola a la hora de levantar proyectos?

Creo que todo director/a en algún momento se siente solo/a, sobre todo en los inicios, y por eso busca en un productor al mejor madre/padre para su película. Pero en mi caso ha sido más bien la necesidad de resolver y tirar adelante, no tanto por mis proyectos cinematográficos, sino por pequeños o medianos encargos que he tenido que afrontar de un día para otro.

“Escritora por defecto”. ¿Qué escribes?

De todo y desde siempre. Novela (“El año de la mudez”, Agencia Literaria Sandra Bruna), cuentos,  guiones… Es una necesidad, necesito escribir cada día aunque sea un pequeño #microcuento en twitter (@elidalmau) cada noche.

“Feminista por experiencia”. ¿Aún se sufre más siendo mujer?

La igualdad aún no existe. A menudo una mujer tiene que pelear diez veces más para llegar al mismo puesto profesional que un hombre. Y si ocupa un cargo de poder o responsabilidad posiblemente todavía tenga que lidiar, además de con su trabajo, con muchos prejuicios por parte de algunos de sus compañeros, superiores, etc.  Por no hablar de la diferencia salarial que en pleno siglo XXI sigue siendo, por desgracia, una realidad.

eli-dalmau-perro-cuadrado-OK

“Risueña por naturaleza”. Podemos dar fe… ¿Sin buen rollo no hay trabajo en equipo que sobreviva? ¿Hay que ser un poco “Comediants”?

Una parte de nuestro trabajo es “piel”. Contamos historias, necesitamos sentir, vivir la emoción. Siempre creo que es más fácil llevarse bien que llevarse mal y que si consigues que tu (nuestro) equipo forme parte de un proyecto común y contagias esa ilusión por las cosas, ese buen rollo, todo fluye mucho mejor y la gente se siente parte del conjunto. Cuando sucede esto, es mágico. Aunque sí, la sonrisa es innata.

¿Hablamos del futuro? Ahí van unas cuántas preguntas:

Preparas “Dreams”, un documental sobre profesionales del audiovisual que han emigrado en busca de nuevas oportunidades. ¿En qué punto se encuentra el proyecto?

Estamos creando la estrategia, recogiendo datos, contactando con personas y buscando la financiación. Pero lo más sorprendente es que nos hemos dado cuenta de que “Dreams” es mucho más que un documental, es más que un análisis de lo que está ocurriendo… es una comunidad.

¿Por qué no te has marchado tú también?

Por mi perro ¡jaja! No, es algo que a veces también me cuestiono (perro incluido).

También andas metida en un proyecto de ficción. ¿Qué nos puedes contar sobre él?

“Un día en Lisboa” es una película que cuenta la historia de una ex-pareja que se reencuentra en la ciudad por motivos de trabajo. Los dos pasan un día juntos recorriendo y conquistando sus calles a la vez que se plantean retomar lo que un día tuvieron. Está enfocada desde el punto de vista de la protagonista, una periodista a punto de cumplir 30 años, con una situación laboral precaria, que lucha por seguir adelante mientras su vida personal se tambalea. “Un día en Lisboa” es una historia de amor, pero sobre todo es un reflejo de nuestra generación, la generación mejor preparada que ha tenido este país en un entorno hostil con muy pocas oportunidades.

Parece que el proyecto va por buen camino. De hecho, el guión de la película fue seleccionado y recibió asesoramiento de profesionales como recompensa. ¿Satisfecha con la experiencia?

Sí, el guión fue seleccionado junto a 11 proyectos más para “Sources” de Media Europa Creativa. Una experiencia increíble que me ha ayudado muchísimo en la reescritura y que me ha ofrecido la posibilidad de conocer a grandes profesionales del sector.

cartel-un-dia-en-lisboa-OK

¿Cine puro y duro o transmedia en vena?

Transmedia en vena. Cuando se estrenó “Comediants, con el sol en la maleta”, gestioné yo las redes sociales de la película ya que por presupuesto no podíamos contar con ningún community manager y aprendí muchísimo. Fruto de eso, he llevado posteriormente la comunicación de películas, festivales y he descubierto el poder de las redes sociales: el hecho de poder crear comunidades que apoyen un proyecto, de crear pequeñas familias y tener un trato más directo con el espectador me parece precioso. Toda una revolución. Las redes te ofrecen la posibilidad (y debes) de crear ese público. Además, como guionista, el transmedia es maravilloso… ¡te permite crear historias cada día!

En tus redes sociales te muestras siempre muy reivindicativa. ¿Qué te quema por dentro?

¡Muchas cosas! Creo que estamos en un momento social-político-económico muy complicado, a la vez que muy interesante, y que necesita un cambio urgente. Tenemos a una generación de jóvenes altamente formada con una tasa de paro espectacular, jóvenes que tenemos que emigrar por necesidad, nos han recortado la sanidad, la educación, nos han subido el IVA cultural, han querido reformar la ley del aborto, se han cargado la paridad en el gobierno y los casos de corrupción son el pan de cada día. Necesitamos transformar el “todo” por el “nada” de  la célebre frase de la película “El gatopardo” utilizada también en la espectacular serie “The Wire”: “Cambiarlo todo para que nada cambie”.

¿Qué esperas de tu entrada a la comunidad BUMAYÉ?

El día que el actor y director Sergi Cervera me dijo “Tengo que presentarte a Pere y a Josep de BUMAYÉ”, nunca pensé que encontraría mi media naranja en producción. Así que, más que esperar, simplemente estoy muy feliz de formar parte de ello.

Comentar



Parc Audiovisual de Catalunya Ctra. BV-1274 Km.1, 08225 Terrassa (BCN)
BUMAYÉ Community S.L.