facebooktwitter google-plusinstagrampinterest

imagen ye gonzalo cervello
Compartir —

PROYECTO ROBIN HOUSE: ¿Casas para todos?

Por:

“It cannot be denied that the owners and inventors have shown wonderful aggressiveness and ingenuity in developing and exploiting these remarkable devices. Their mechanism has been steadily and marvellously improved, and they have come into very extensive use. And it must be admitted that where families lack time or inclination to acquire musical technique, and to hear public performances, the best of these machines supply a certain amount of satisfaction and pleasure.“

John Philip Sousa, “The Menace of Mechanical Music,” 1906

“No puede negarse que tanto propietarios como inventores han mostrado una agresividad e ingenuidad fantástica en el desarrollo y la explotación de estos destacables aparatos. Su mecanismo ha sido continua y maravillosamente mejorado, y su uso se ha extendido mucho. Y debe admitirse que donde las familias dedican menos tiempo o interés en adquirir destrezas musicales, o a escuchar actuaciones en directo, lo cierto es que lo mejor de estas máquinas es que aportan cierta cantidad de satisfacción o placer”

John Philip Sousa, “La amenaza de la música mecánica,” 1906

 

En 1.896, John Philip Sousa componía “Stars and Stripes Forever”, la marcha nacional de EEUU. Es una melodía que todos hemos escuchado cientos de veces y, muy a su pesar, no la hemos oído en directo interpretada por músicos, sino como él decía “enlatada”. Este célebre autor de marchas militares era muy crítico con la incipiente industria musical y, en concreto, con el extendido uso del gramófono.

Históricamente, cada vez que ha surgido una nueva tecnología que facilita el acceso a un producto, aparecen inmediatamente desequilibrios en las tradicionales maneras de hacer. La música “enlatada” ha hecho que la gente acceda de manera masiva a la música, generando una sociedad con mucha más cultura musical. Al “enlatar” el producto, la industria de la música evoluciona pero ni empeora ni, por supuesto, se extingue. Ahora le ha llegado el turno a la Arquitectura. ¿Se puede “enlatar” el producto arquitectónico?

Nosotros pensamos que sí. Tu casa es, de lejos, la inversión más grande que puedes afrontar a lo largo de tu vida y, sin embargo, en estos momentos no tienes ningún poder de decisión sobre cómo va a ser esta vivienda, cuál será su aspecto y cómo serán sus espacios. La decisión de cómo será tu casa está en manos de un único arquitecto que elegirás por algún contacto personal. Tú tienes la música que quieres escuchar en la cabeza y él tiene la música que quiere componer en su cabeza. Las posibilidades de que ambas cosas coincidan son ínfimas. Y además él es músico y tú no. Estás perdido.

¿Y si pudieras comprarte el CD con el diseño de tu casa? ¿La que “suena” como tú quieres?

Llevamos años buscando una fórmula que ayude a la gente a decidir cómo serán las construcciones que van a habitar. Ahora sabemos que hay medios y herramientas suficientes para conseguirlo.

Imagen del logotipo de Robin House.

Imagen del logotipo de Robin House.

Con Robin House, buscamos que cualquier persona pueda acceder al hogar de sus sueños. ¡Casas para todos! Con tres clics, elegir entre miles de diseños de arquitectos de todo el mundo y llevárselo puesto; probarlo, mirarlo por todos los lados, por dentro y por fuera, compartirlo con sus amigos y familiares… ¿Por qué pagar más por un diseño exclusivo que no te satisface si puedes optar por uno ya hecho que te encaja como un guante y sale mucho más económico? Con Robin House, ¡tú pones la música!

Volviendo al Sr. Sousa ¿Qué cara hubiera puesto al ver que una de sus más famosas marchas militares se convertía en la banda sonora de nuestra irreverente serie de humor favorita “Monty Python’s Flying Circus”?

Comentar



2013
Diseño — Todojunto