facebooktwitter google-plusinstagrampinterest

ye magazine imagen letra a alfabeto rafa goicoechea
Compartir —

Autonomáticos y atípicos

Por:

Debo advertirte que soy un autónomo atípico y que mis palabras pueden herir la sensibilidad de algún autónomo, empresa, empresa que no puede fiscalizar como autónomo; aunque, sobre todo, cabreará a Hacienda, a Renfe, a los gestores laborales y a algun@s legales radicales.

Aquí van algunas de mis reglas para ser un autónomo medianamente feliz, controlando gastos y con un nivel de estrés bajo.

1. Si no quieres un chalet con piscina

Llevo 12 años como autónomo y trabajo para mí. Ni para bancos, ni para nadie, para mí. Hago los trabajos que quiero hacer. Huyo de la autonomática regla del autonomático autónomo de facturar, facturar y facturar. Yo facturo lo necesario para vivir, trabajando para vivir y viviendo el tiempo que no trabajo.

2. No te cases con nada ni con nadie

Compro cuando puedo comprar. Nunca he comprado nada que no he podido pagar. Nadie regala, ha regalado ni regalará nada. No te metas en pozos sin salida sin una cuerda para escalar. No culpes a nadie y sé consciente de lo que puedes y no puedes hacer. De lo que puedes y no puedes comprar.

Yo no necesito más de mil y pico euros al mes porque:

- No quiero más.
- No tengo familia, porque así lo he decidido. Nadie me obliga a tenerla.
- No estoy hipotecado, porque no quiero hipotecarme. Nadie me obliga a hacerlo.
- No pago 400 euros al mes por mi coche. Compré el coche más barato del mercado, cuando tuve dinero para pagarlo.

3. Vivir entre peajes

Uso el tren y el metro cuando tengo buena combinación y no pago el billete cuando sé que puedo ahorrarlo (es mi manifestación personal en contra de los abusivos precios del transporte público).

Tickets de restaurantes (¡Recogedlos todos, por Dios! ¡¡Todos!!). Puede ser algo rastrero, pero si los de la mesa de al lado han dejado su ticket siendo tres en el menú y tú uno, cámbialo por el tuyo. Siempre podrás decir que ese día tenías una reunión.

Cuando pongas gasolina, no olvides pedir factura.

Coge los tickets de los peajes (habla un catalán que tiene todo su estado propio atrincherado de aduanas y lo único bueno es que ¡¡DESGRAVAN!!); pero, si quieres ahorrarte el peaje, pasa por la nacional y sé uno de los que no engordan las arcas de empresas privadas como la Generalitat. Tranquilos, Abertis ya está incluido en el concepto Generalitat. Y si no, siempre puedes pegarte mucho al coche de delante, que pagará el peaje por ti. Te dejas el euro en gasolina cuando aceleras, ¡pero el subidón de adrenalina después de oír la alarma no te lo quita nadie!

autonomaticos y atipicos

Acumula y organiza tus tickets de dietas y desplazamientos.

4. Las hormigas se preparan para el invierno

Ten en cuenta que, como autónomo, para tener mil y pico euros “limpios” al mes, debes:

- Pagar tus 250 euros mínimos de cuota de autonómos mensualmente (2.880 euros/año).
- Pagar cada trimestre la parte proporcional del IVA que factures por tu actividad, aunque no cobres el importe de las facturas hasta 120 días después de haber pagado el IVA. #Findelacita

¡Así que organízate!

5. Bárcenas o el ex duque de Palma te darían mejores instrucciones

Si has facturado más o menos bien un trimestre, ten preparado el dinero del IVA para Hacienda. Da igual si no lo tienes. Da igual lo que tengas que hacer para pagarlos. Da igual lo que te haya pasado en tu vida personal durante esos 20 días regulares que tienes para pagar el IVA. Antes del día 20 paga tu impuesto. Es obligatorio, y sin excepción.

Si tienes dinero en negro, en ningún lado te prohiben pagar EL IVA en metálico. Hazlo.

No olvides pagar tu recibo de autónomos cada mes. Mejor que tu banco lo gire automáticamente. Si lo hicieras por tu cuenta y te olvidaras un mes, Hacienda se acordaría de ti. Sí, de ti sí. De tus 200 euros sí se acordará. No se va a despistar. Si quieres que Hacienda se despiste con algún dinerillo tuyo, tienes que hacerlo en millones de euros. Curiosamente, es así como no se enteran. Con tus 200 euros despistados sí. Y tres meses después, llega tu recibo de autónomos despistados con un recargo de unos 70 euros.

6. El día de la Salud no es solo el 22 de diciembre.

Hay una cita -mitad parodia- que se supone es el abecedario del autónomo:

- Doctor, doctor. ¡Quiero tener salud para toda la vida!- pide un paciente.
- Entonces, hágase autónomo -responde el doctor.

Piensa en tu salud y no solo en tener salud para trabajar. Tómate un par de días libres sin remordimientos y evitarás caer enfermo. Piensa que las prestaciones que amparan al autónomo en caso de baja temporal son ridículas.

7. Cuando te jubiles planta tomates y lechugas

Si algún mes sabes que hay poca faena (generalmente, antes era solo agosto. Ahora es julio. Este año se ha ampliado a junio y seguramente a septiembre) no estaría nada mal darse de baja de autónomos.

Hay iluminad@s que dicen que va en contra de tu declaración anual de la renta y de tu jubilación (Aquí hay que reírse un rato).

8. ¡Nena, que me lo quitan de las manos! 

¿Y cómo no? lo mejor para desgravar es ¡comprar!

Para desgravarte el IVA, compra. Cualquier cosa que esté relacionada con tu trabajo. Cómpralo todo, que desgrava. También desgrava lo que tus amigos compren. Sí, sí. Que lo compren para ellos pero que lo facturen a tu nombre. Págales una parte proporcional del IVA (o una comida) y lo desgravas. Si compras todo aquello que no necesitas para tu trabajo pero lo necesitas para ti, invéntate lo que sea para desgravarlo, pero ¡desgrávalo!

9. Gestiona los gestores

Yo soy muy desorganizado y un desastre con los números. Los gestores son geniales. Te arreglan todo el papeleo, te dicen lo que hay que pagar… y tú te olvidas. El único inconveniente es que te cuestan de 80 a 100 euros cada mes. O sea, unos 1200 euros anuales… En otras palabras, lo que quieres ganar en un mes, va, directo, al bolsillo del gestor. Pues bien, cuida un poco tus facturas, los tickets, organízate medianamente y sé tu propio gestor.

autonomaticos y atipicos

Aprende a autogestionarte

10. El 303 no es solo un Peugeot

Cada tres meses y, como ya sabes, antes del día 20 del siguiente, compras a Hacienda el modelo 303, o te lo descargas de internet. Es muy simple. Tienes tus etiquetas. Si se te acaban, ve a Hacienda (por esto no te cobran). Por el modelo 303 sí, una pasta, y te preguntan si lo quieres con o sin sobre. El sobre vale pasta también. Diles sin sobre.

El modelo 303 es muy simple. Es el modelo del IVA. Rellenas por un lado el IVA devengado, es decir, la parte del IVA que tú has cobrado por tu trabajo. Por el otro, el IVA deducible, es decir, el IVA que te han cobrado a ti. Una simple resta. Marca el resultado de la resta, que casi siempre será un importe a pagar, en tu modelo 303. Ve al banco, paga y listos.

Si lo quieres hacer por internet y lo consigues, contacta conmigo y me cuentas cómo lo has hecho. Para conseguir el DNI electrónico hay que hacer una ingeniería de puentes y caminos. Si entras en la web de la Agencia Tributaria e intentas descargarte algún formulario sin que te diga que el sitio es peligroso y puede explotar o se quede bloqueado en la segunda página, llámame también.

Resuelto el 303, hasta los 3 meses siguientes no hay que preocuparse.

A finales de año, cuando hagas el 303 del último trimestre, tienes que hacer el modelo 390, que es el resumen anual. Vuelves a escribir lo mismo, vas al banco con los dos modelos, te los sellan y te los guardas para la declaración de la renta. Organízate más o menos bien e intenta hacerlo por tu cuenta. Ahorrarás mucho dinero con algo que puedes hacer tú mismo sin problemas.

Para la declaración de la renta, junta tus modelos 303 del año con el 390, facturas, tickets y todo lo que has hecho durante el año, ve a un gestor de confianza y ¡resuelto! ¡Hasta el año que viene!

Y con estas pequeñas pautas termina la clase magistral para esos autónomos atípicos que no están interesados en facturar más de 1.500€ al mes.

¡Suerte!

Para cualquier duda o consulta, www.agenciatributaria.es

imagen diccionario del autonomo

Comentar



2013
Diseño — Todojunto