facebooktwitter google-plusinstagrampinterest

ye magazine imagen letra l alfabeto rafa goicoechea
Compartir —

¿Son eficaces las ayudas para el emprendedor?

Por:

A medida que aumenta el paro en España se insiste en las ventajas de emprender (entre otras, ser tu propio jefe, hacer lo que te gusta, aprovechar Internet para crear un negocio de forma rápida y llegar a todo el mundo con más efectividad). Desde el inicio de nuestro despacho jurídico, Delvy Asesores, nuestro objetivo ha sido apoyar la iniciativa empresarial en todas sus facetas, pero nadie dijo que emprender sea fácil.

Muchas personas con proyectos acuden a nosotros en buscan de asesoramiento jurídico. Su primera pregunta está dirigida a las ayudas que pueden obtener del Estado para iniciar sus proyectos, siendo una de las consultas más recurrentes las ayudas que se han aprobado por la largamente esperada Ley de Emprendedores.

delvy asesores

Equipo de Delvy en una reunión en su sede ubicada en la aceleradora Itnig de Barcelona.

Mucho antes de ser aprobadas las primeras medidas de apoyo al emprendedor en febrero de 2013, se oían siempre las mismas quejas sobre las dificultades de iniciar un negocio en España, por el elevado coste y los largos plazos para constituir una sociedad. Ante este descontento, la nueva normativa ha introducido iniciativas como la figura del emprendedor de responsabilidad limitada, la sociedad limitada de formación sucesiva o la plataforma emprende en 3 (aún no operativa). Sin embargo, antes de la aprobación de estas medidas, constituir una SL ya era un trámite generalmente sencillo y rápido.

El mayor problema para los emprendedores no recae en el trámite, sino en las obligaciones económicas que le son exigidas inmediatamente inicia su actividad.

A continuación, expondremos algunas situaciones con las que nos hemos encontrado, principalmente relacionadas con las obligaciones de cotización en Seguridad Social, que incitan a reflexionar sobre las verdaderas ayudas que necesitan los emprendedores para iniciar sus negocios.

- Bonificación del 80% de las cuotas de Seguridad Social para menores de 30 años.

A finales de febrero de 2013 se aprobó esta medida, que incentivaba a los menores de 30 años a darse de alta como Autónomos, ya que pagarían 50 € al mes por cotización durante los primeros 6 meses. Cabe preguntarse por qué se limitan la edad del solicitante y la duración a 6 meses. Bajo nuestro criterio, se propicia una grave desigualdad a un grupo mayoritario que quisiera iniciar una actividad, pero no cumple los requisitos.

Esta medida fue aprobada sin las modificaciones técnicas necesarias para asegurar su correcta ejecución. Hemos encontrado muchos casos de menores de 30 años a los que no se les ha aplicado las bonificaciones correspondientes y han tenido que solicitar la devolución de cobros indebidos a la Seguridad Social, volviéndose prácticamente ineficaz el propósito de esta medida.

- No aplicación de bonificaciones para Administradores de Sociedades.

Al constituir una SL, si el Administrador es un socio con más del 25% de participación en la empresa, tiene obligación de darse de alta como Autónomo por ejercer funciones de dirección de la sociedad.

Curiosamente, la famosa bonificación de los 50 € durante los primeros 6 meses no se aplica a los Administradores de Sociedades; toda una sorpresa, ya que la medida no distingue específicamente esta situación. La decisión parte de la administración interna de la Seguridad Social. Interpretada así, nos parece totalmente contraria al objetivo de ser una verdadera ayuda a la iniciativa emprendedora.

Por lo tanto, nos encontramos con mucho bombo y pocas medidas eficaces para incentivar el emprendimiento. En los aspectos clave, como las obligaciones económicas de una empresa recién constituida, sigue existiendo una carga importante. La verdadera ayuda a las empresas consiste en eximirlas de una tributación excesiva, para que puedan centrarse en desarrollar su actividad y aportar valor a la sociedad y la economía.

Comentar



2013
Diseño — Todojunto