facebooktwitter google-plusinstagrampinterest

editorial-ye-magazine-8-diseno-emilio-ferrer-bumaye
Compartir —

EDITORIAL: El diseño, la primera ingeniería

Por:

En tu mano tienes un buen ejemplo: una palma cóncava es una cuchara para beber y un puño es una maza para golpear. En un primer momento, la forma natural de cualquier cosa determinaba la función que podía cumplir. Luego aprendimos a transformar los objetos, asignándoles un cometido. Si la inventiva es hija de la necesidad, el diseño lo es de la intención. Herramientas, enseres u ornamentos salieron de nuestra mente a través de nuestras manos.

De la manipulación de los objetos nació el artefacto -junto al primer arte y el primer artesano-. Estrictamente, diseñar es solucionar un problema. Esto incluye resolver la manera de plasmar una idea en instrucciones prácticas para que otros puedan fabricarla después. El pionero en explicar su proyecto a otra persona para encargarle su ejecución fue el primer diseñador profesional. Bocetos, prototipos, maquetas y planos conformaron la escritura de este lenguaje nuevo. Luego la industrialización generalizó la reproducción en serie, relegó a los artesanos en sus fraguas y nos acostumbramos a estrenar cosas sin marcas de dedos.

Si vuelves a mirar tu mano, esta vez con el iPhone firme entre el índice y el pulgar, observarás la pulcra sencillez de este gadget prodigioso. Cuesta imaginar la cantidad de herramientas que contiene -tantísimo en tan poco-. En el diseño contemporáneo, la polivalencia, la síntesis y la simplicidad parecen valores fundamentales, pero solo son tendencias. Aunque pretenda resultar eterno, el diseño está sujeto a las modas. Tal vez cubramos luego nuestro flamante iPhone con una cover case de Hello Kitty, pero ese es otro tema.

Salvo si te encuentras en mitad de un paisaje virgen, cualquier cosa que te rodee ha sido proyectada por alguien. El diseño nos envuelve tan intensamente que se hace invisible. Cuando más acertado sea, más desapercibido pasará. Hoy vamos a darle relieve. Le dedicamos este número de YÉ para reflexionar sobre su alcance, desde la belleza y la funcionalidad, su futuro y su presente en su empeño por mejorar el mundo.

Comentar



2013
Diseño — Todojunto